domingo, 23 de septiembre de 2012

Una de pendientes!


A principios de verano, me regalaron unos pendientes de capsulas de café de este estilo, no me los he quitado en todo el verano... muy cómodos, pegan con todo, sencillos...

Ahora que me he puesto a investigar con las capsulas, y a hacer miles de pruebas, he descubierto que se pueden hacer grandes, pequeños, más largos, más cortos, más anchos, menos... en fin, que de mi última investigación salió todo esto...


Y ahora uno por uno!

Una prueba de una forma, estos cada uno son media capsula...


Otra prueba de otra manera, también con media capsula cada pendiente...


Otra prueba, pero casi igual que los rojos, pero con una capsula para cada pendiente...


Estos son más gorditos, también son una capsula por pendiente.


Y estos son para quedarme bien con la técnica y ver como quedaban más estrechos.


Estos también son de media capsula cada pendiente.


Y esta es una prueba de ultima hora (de la noche, con los ojos pegados), la idea me gusta, pero no quedaron como me hubiese gustado...


 Seguiremos probando!

Feliz día!!


6 comentarios:

Nuria dijo...

Qué chulos tus pendientes, ni me imaginaba la de cosas que se pueden hacer con cápsulas de café...
Besitos y feliz domingo

P.D.: hoy aquí ha llegado el otoño, con su viento y su lluvia

Tamara isisalebien dijo...

Alucinada me has dejado, no sabía las posibilidades de las cápsulas... te han quedado genial!!

Un abrazo!!


Amaya y Haizea dijo...

pues a mi me han encantado, parece que llevas toda la vida haciendolos.
feliz domingo

Inma dijo...

No llevo nunca pendientes... ¡pero me han encantado!! Las cápsulas de café son todo un mundo!

Irene dijo...

Como lo vea Aitana alucina... ahora se guarda las capsulas de su padre y las aplasta para hacer no se qué....
Por cierto... preciosos!!!!

La Minomalice dijo...

Uy, qué bonitos! Había visto estas cápsulas en otras creaciones, pero así no.

Besos!
Ana.