viernes, 25 de febrero de 2011

La diana













Solo me quedaba mi sobrino mayor...
Todo un dilema... que le podría hacer a un chiquito que solo juega con coches??? 
Un coche de fieltro al que no le rulan las ruedas, mal... muy mal!
Así que después de mucho pensar, me acorde de que cuando éramos pequeños, teníamos una diana de bolas...
Fue el juguete más difícil, más que nada porque al coser el velcro de la diana a máquina se movían todas las piezas, se me enganchaba el hilo y se partía (hay descubrí que el hilo de los chinos, para coser velcro no sirve, porque el bueno no se me partía…), si doblaba la diana para poder coser, se me pegaba el fieltro con el velcro… una locura…
Y yo que tenía miedo de las pelotillas… que me costó un poco porque el velcro es duro, pero realmente ni la mitad de lo que yo pensaba…


  


1 comentario:

LaPantigana dijo...

Qué gracia, hace un tiempo pensé en hacer una diana de este tipo. Te ha quedado muy bien.